Pr谩ctica de lobo

por Rolando Rosas Galicia

De Vocaci贸n de silencio (1985) a La arena de los d铆as (1999), m谩s que decantarse la poes铆a de Jos茅 Francisco Conde Ortega se ha afirmado en la obsesiva indagaci贸n del acontecer er贸tico-amoroso. Aunado a otras iluminaciones en torno al paso del tiempo, la ausencia de los seres queridos, o la soledad del hombre actual, cuya ciudad y sus penumbras lleva tatuadas en su coraz贸n, Pr谩ctica de lobo es la reuni贸n de la escritura vivida a lo largo de m谩s de quince a帽os. Son palabras cuyo dardo amoroso seguramente encontrar谩 la herida propicia.

 

Por eso, si quieres cantar o que te canten al o铆do, all茅gate a Pr谩ctica de lobo; ven si quieres iniciar la jornada amorosa en 鈥淟a hora exacta del licor/ la certera copa/ donde caben el amor y la ternura/ la l煤cida destrucci贸n de la ma帽ana鈥. Si quieres compartir tu sed y el salivero m谩s pulido, carga con estos versos; as铆 sabr谩s鈥濃 que por esa herida/ que no sangra ni lastima,/ la materia se enga帽a en otra historia鈥. Que te acompa帽en las palabras de Jos茅 Francisco Conde Ortega. Ser谩n licores cuando lamas las axilas de tu joven amante o texturas en la tregua mientras los sudores siguen escurriendo.

 

Como un lobo que vive del viento o un marinero que regresa con su sed, 谩vido abreva del codicioso de la calle. Mira como los amantes con la gana a flor de carne se amasan en esta escritura.

Aqu铆, versos contenidos en el trazo; desbordados en la pasi贸n carnal hasta pellizcar el tu茅tano. Tactos, promesas, perfumes, solos de viol铆n, leng眉etazos y otros ardores son el escozor en la oreja de la joven-ni帽a que escucha 鈥淒esnudo de ti quedo, amor,/ en esta espera/ que se busca en el verbo de tu cuerpo鈥. Si quieres ser diestro en amores y lujurias abre las p谩ginas de este libro y ver谩s que a la manera del Cantar de los cantares o de las Jarchas, JFCO brinda y celebra los encuentros amorosos. Porque el amor es ese comenzar y siempre saberse a la deriva. Porque uno anda con una sed de cuerpos, un af谩n por incendiarlos y dejar que se consuman./ Porque en Pr谩ctica de lobo la experiencia vivida es igual a la experiencia textual y uno sabe que la carne se transforma en nombre, y 茅sta en el nombre de todos los cuerpos. Y que el amor no perdura, s贸lo queda su goce./