A manera de pr贸logo

por Norma Quintana Padr贸n

聽聽聽聽Ram贸n Iv谩n Su谩rez Caamal (Calkin铆, Campeche, 1950) comenz贸 a interesarse por la literatura cuando estudiaba magisterio en la escuela normal de Hecelchak谩n, y en gran medida su labor posterior en el 谩mbito de la cultura peninsular ha sido marcada por su incontestable vocaci贸n pedag贸gica. En sus inicios hizo lo que la mayor铆a de los escritores consagrados aconsejan聽 a los聽 poetas en ciernes: estudiar la poes铆a de la lengua, aprender y dominar sus formas tradicionales. Interminables sesiones de ejercicios con los metros, las estrofas y los tipos de composici贸n de la poes铆a l铆rica en nuestro idioma le proporcionaron no s贸lo destreza聽 en el manejo de ciertos recursos formales sino聽 tambi茅n un conocimiento que m谩s tarde le ha sido muy 煤til en su tarea de sensibilizar a ni帽os y adolescentes ante el hecho po茅tico.

聽聽聽聽El intercambio de experiencias y las reuniones con amigos y compa帽eros de estudio, igualmente interesados en la creaci贸n, para analizar textos y comprender los mecanismos de los recursos verbales dio lugar al surgimiento de un equipo con inquietudes muy concretas -el grupo 鈥淕茅nali鈥, de Calkin铆- y a un fen贸meno sin antecedentes en la pen铆nsula: la aparici贸n de talleres literarios en 谩reas rurales con un sistema basado en la aplicaci贸n de ejercicios y juegos did谩cticos para estimular la creatividad y ense帽ar los resortes de la escritura literaria a los chicos. A este experimento se debe la existencia聽 en Bacalar desde hace m谩s de una d茅cada del taller literario Sian Kaan, un colectivo de ni帽os y adolescentes que ha demostrado la eficacia de la iniciativa de los campechanos y del cual han salido algunas de las voces po茅ticas j贸venes m谩s prometedoras de Quintana Roo.聽聽

聽聽聽聽聽Frutos de aquellos primeros y laboriosos intentos aparecieron en publicaciones locales como la revista Rutas Futuras, en la Gaceta de Calkin铆 y en algunos suplementos culturales que circulaban en Yucat谩n. Los primeros libros no se hicieron esperar: Pavesas (1979), Memorial de sue帽os (1981), Poemas para los peque帽os (1983), La fauna de Plat贸n y otros poemas (1984), Bajo el signo del 谩rbol (1986), En el insomnio escribo (1987), Vivir cerca del mundo (1988). En dicha secuencia es f谩cil observar las escalas de un proceso a trav茅s del cual va del cultivo de la poes铆a 聽 tradicional a la aprehensi贸n de recursos verbales propios de las corrientes que dieron el viraje dram谩tico a la forma po茅tica en los tres primeros decenios del siglo XX.

聽聽聽聽Las lecturas realizadas durante esos a帽os influyeron mucho en esta evoluci贸n: Neruda, Guill茅n, los poetas espa帽oles de la Generaci贸n del 27; luego Paz, Sabines, Huerta y, sobre todo, Vallejo, a quien Ram贸n Iv谩n parece haber accedido de manera algo tard铆a, adem谩s de sus acercamientos a la poes铆a oriental cuyas formas breves y sint茅ticas 鈥 el haik煤, la tanka- ha cultivado con verdadero acierto y le han servido como veh铆culo id贸neo para expresar ciertos contenidos.聽聽

聽聽聽聽聽聽聽No fue 茅ste un cambio radical sino un camino lleno de tropiezos, como todo aprendizaje, por ello en sus primeros vol煤menes, y aun en los publicados durante la segunda mitad de los ochenta, vemos convivir diferentes -a veces hasta opuestos- c贸digos expresivos: de un lado el poema solemne, extenso, de gran aliento, hecho como para ser le铆do en voz alta o declamado, con versos de m茅trica irregular donde predomina el vers铆culo, cuya extensi贸n y gravedad lo hacen id贸neo para los grandes temas de sabor 茅pico; y de otro lado el texto breve, a veces concentrado, que intenta apresar el paisaje, los sucesos cotidianos, los objetos, el recuerdo de la infancia, la vida familiar, el vivir de los seres humanos sencillos y laboriosos, construido con im谩genes di谩fanas en un lenguaje terso cuyo tono es conversacional, no de coloquio, donde la emoci贸n no se prodiga en elocuencias de tribuna; antes bien, nos llega comedida y honda como dolor oculto que intuimos y es por ello m谩s conmovedor.聽

聽聽聽聽Esto es muy notorio en Bajo el signo del 谩rbol, donde hay secciones completas de poemas construidos seg煤n las formas tradicionales, como la colecci贸n de sonetos del apartado Breve elogio de la fauna, y numerosos textos dispersos de ese mismo estilo 鈥揹entro de los cuales se destaca, por cierto, 鈥淣oche de luna en el Mayab鈥; un exquisito y personal eco, de la m谩s pura estirpe modernista, del famoso nocturno de Jos茅 Asunci贸n Silva-聽 que se mezclan con textos breves, ligeros, de corte moderno, lenguaje conversacional e im谩genes al estilo de la vanguardia:

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Llora el carrillo del brocal;

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽le falta aceite.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Dentro del pozo

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽se pudri贸 una naranja al mediod铆a,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽una peineta

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽se hunde en las canas del sosquil.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽H谩bil m煤sico con el 鈥渞ascabuche鈥,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽un perro rasca sus costillas.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(8 de 鈥淏ocetos鈥, secci贸n Paisajes, de Bajo el signo…)

 

y con聽 los ya aludidos poemas extensos en verso libre,聽 de fraseo irregular, solemnes, declamatorios, como 鈥淜ohunlich鈥, 鈥淐贸dices, templos, destrucciones鈥 y el propio texto que da t铆tulo al volumen.

聽聽聽La huella del Vallejo de Los heraldos negros, m谩s sentimental que formal, es visible aqu铆 en un texto como 鈥淢en煤 del d铆a鈥, cuya聽 atm贸sfera evocadora y doliente anticipa al que a帽os m谩s tarde ser谩 su libro m谩s 铆ntimo: Casa distante (1996):

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(…)聽 聽 Mi madre, con solemne gesto,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽despu茅s del largo ayuno y la vigilia,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽hurgaba en el tesoro de alg煤n cesto

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y echaba aquellas hostias consagradas

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽por el hambre de la familia,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽en el frijol, despedazadas.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(鈥淢en煤 del d铆a鈥)

 

聽聽聽Los libros publicados hasta 1988 son el reflejo de esas b煤squedas, re煤nen textos escritos al calor de aprendizajes, de influencias sucesivas, de estados de 谩nimo diversos; sus temas de entonces son la historia, el gran pasado maya,聽 el paisaje, la naturaleza como imagen de un orden universal o como ser viviente y sufriente, la聽 relaci贸n del hombre con el entorno natural, el poder destructivo de la civilizaci贸n, los recuerdos de la infancia, la familia, la cotidianeidad, la聽 propia creaci贸n literaria y el amor. En ellos no es extra帽o encontrar el tono de denuncia y una cierta voluntad de servicio, caracter铆sticas asociadas a la poes铆a de corte social.聽聽

聽聽聽Sobresalen en este conjunto de libros iniciales En el insomnio escribo, menci贸n honor铆fica聽 en los IV Juegos Florales Nacionales Universitarios y Vivir cerca del mundo, publicado en 1988; el primero por su fino erotismo, matizado a ratos por un cierto aire melanc贸lico, donde lo carnal se ofrece con la naturalidad de quien va al encuentro del cuerpo amado despojado de prejuicios, miedos at谩vicos o complicadas cavilaciones filos贸ficas. Ni las ausencias ni los desencuentros, testimoniados con un dolor sin excesos, le arrebatan a estos poemas la transparencia que emana de su comprensi贸n serena y sencilla del amor, ni la dulzura con que la amada es al mismo tiempo objeto de deseo, de contemplaci贸n casi聽 m铆stica, y compa帽era cotidiana:

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Tienen tus manos,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽mientras duermes,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽la forma y la tersura de la concha marina,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽labios cerrados

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽por la caricia de la perla.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(鈥淒e las aguas del mar鈥)

聽聽聽聽聽聽聽聽聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(…)Somos la miga que rod贸 sin prisa

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y la conversaci贸n de sobremesa.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Somos el ruido de los platos sucios

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y el que a veces se rompe.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Somos todos los d铆as,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽somos…

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(鈥淪omos todos los d铆as鈥)

 

聽聽聽Vivir cerca del mundo, por su parte, compendia los motivos, preocupaciones y temas m谩s persistentes聽 en ese momento y se abre al mismo tiempo a otros nuevos e inquietantes como el de la realidad ineludible de la muerte o el del misterio perturbador de los sue帽os:

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(…)En este mundo oscuro el mar golpea las puertas del聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽paisaje,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽el obsesivo enjambre de las formas y el deseo;

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽viejos marinos arponean la luna,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽beben en copas de jade y plata el vino amargo聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽de sus vidas,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽cruzan palabras, rasantes peces en elipse;

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽el sue帽o las escribir谩 en las impolutas s谩banas:

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽humedad, herrumbre, niebla, manchas de plancton

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽luminoso,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽cuerpos que flotan, huesos de todos los naufragios聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽el poema.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(鈥淟a noche, el sue帽o鈥)

 

聽聽聽En 茅l hay textos evocadores de transparente belleza, como los de la secci贸n Presencia de la noche, que recuperan el candor y el asombro de la mirada infantil:

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Estamos en abril,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽la primavera crece en mis manos

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽un temblor de savia,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y en mis ojos, la lluvia, algunos sue帽os.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Todo ha de ser posible en estos d铆as

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽cuando soy ni帽o nuevamente

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y guardo en mis bolsillos ranas y quimeras.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Esta estaci贸n me gusta,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽aqu铆 me bajo.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Desde el and茅n contemplo que descargan

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽racimos de p谩jaros,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽bandadas de frutas,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽estrofas de flores

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y ramos de versos

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽que pregonan a gritos su mercader铆a.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Despu茅s se marcha el tren

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽mientras sacude su pa帽uelo y estornuda.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Y yo, peque帽ito, le digo adi贸s,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽r铆o, corro, bailo.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Estamos en abril, ya pronto llueve.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(鈥淓stamos en abril鈥)

 

y poemas que apresan los fen贸menos de la naturaleza, el paisaje, los instantes, las sensaciones y nos muestran una sensibilidad atenta, comprensiva, solidaria, capaz de entregar desnuda su emoci贸n ante el espect谩culo del mundo, compartirla y darse en una comuni贸n con el universo de fulguraciones聽 a ratos paganas y a ratos m铆sticas:

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Hay el insomnio vac铆o de estar atado al m谩stil

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽como Ulises

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y la vigilia f茅rtil de quien en noche extra帽a

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽entiende la canci贸n del viento y sabe聽聽聽聽聽聽聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽que las constelaciones son min煤sculas arenas

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽de las playas que Dios inunda con sus peces.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(鈥淟as claves del enigma鈥)

 

聽聽聽Es, como su t铆tulo anuncia, un vivir cerca del mundo participando de 茅l como testigo excepcional, cant谩ndolo en una poes铆a que es a la vez testimonio y celebraci贸n.

聽聽聽聽Formalmente, estos libros se hallan ya m谩s pr贸ximos a su聽 obra posterior: aunque persiste cierta discursividad, sobre todo en poemas de desarrollo m谩s o menos amplio donde el hablante l铆rico aparece, de uno u otro modo, como protagonista 鈥損resente o pasado-, observador o comentarista de determinado hecho o situaci贸n. Desaparecen los grandes poemas enf谩ticos, con largas tiradas descriptivas en un verso por lo regular extenso y ciertamente libre, pero con un ritmo que evoca y nos remite a composiciones tradicionales de corte heroico o celebratorio como la oda, el himno y aun a cierto tipo de eleg铆as. El poema se abrevia y gana en poder sugestivo, la imagen atrapa聽 lo esencial del hecho poetizado, los desarrollos extensos ceden su lugar a la s铆ntesis, el lenguaje busca la sencillez sin empobrecerse, el tono declamatorio desaparece y el texto adquiere una cualidad dialogante, como de pl谩tica serena, a veces 铆ntima, sin efusiones sentimentales.

聽聽聽聽聽聽Al finalizar la d茅cada de 1980-1990 se opera en Su谩rez Caamal un proceso de exigencia y crecimiento intelectual vinculado a las lecturas y a sus contactos con la teor铆a literaria. De esto 煤ltimo da fe su preocupaci贸n por estructurar los libros a manera de sistema, de concebirlos como un todo a partir de una idea central, o bien de ir haci茅ndolos crecer en torno a cierta atm贸sfera subjetiva; Cuando te llamo selva (1989), volumen de poemas er贸ticos, inicia esta etapa聽 de madurez.

聽聽聽Ahora, algunos temas que lo inquietan comienzan a centrar su obra y la aparici贸n de 茅stos en los libros subsiguientes: Pulir el jade (1992) -premio nacional de poes铆a Jaime Sabines 1991-, Pejeluna (1996), Casa distante (1996) y Otros mundos, otros sue帽os y otra vez otros mundos (1996) influye sobre el modo de estructurar los vol煤menes y sobre los procedimientos expresivos que han de configurar sus textos. Estas inquietudes son, a grandes rasgos: la naturaleza de la creaci贸n literaria, los v铆nculos del hombre con el universo – su gran y m谩s importante tema-, el poder unitivo de la contradicci贸n, la poes铆a como puerta de acceso a mundos alternativos y el papel de la memoria en el hallazgo de la identidad.

聽聽聽聽La idea de armar sus libros a partir de un n煤cleo tem谩tico lo llev贸 a publicar tambi茅n, como cuadernos independientes, Criatura inanimada (1995) -incorporado m谩s tarde como 煤ltima secci贸n聽 (Apariencias) de Pejeluna– y Aprendizajes en la luz (1996), dos de cuyos poemas fueron incluidos como cuarta secci贸n de Pejeluna聽 tambi茅n en 1996, un a帽o particularmente fecundo para el poeta.

聽聽聽聽El primero de estos temas es una constante en su obra y se refiere al dolor de la escritura; la dif铆cil, a veces desesperante, cacer铆a de las palabras, del t茅rmino preciso para expresar las visiones, aquello tan inasible que al poeta se le revela en instantes聽 privilegiados, a la palabra como p谩lido reflejo de esa revelaci贸n.

聽聽聽Esta batalla es revivida una y otra vez ya mediante el uso de s铆mbolos, ya a partir de desarrollos aleg贸ricos. El empleo de formas po茅ticas de origen oriental como el haik煤 y la tanka en casi todos sus libros desde los a帽os 80 es el resultado de estas inquietudes; sus estructuras breves, su s铆ntesis y concentraci贸n caracter铆sticas, la agudeza, la capacidad de observaci贸n para captar el detalle y dibujar un cuadro que a la vez sea pincelada y estado de 谩nimo, soplo espiritual, contemplaci贸n filos贸fica, son id贸neas para encarnar los complejos procesos en virtud de los cuales el escritor encuentra en su observaci贸n de los peque帽os y grandes milagros del mundo circundante los elementos para nutrir su arsenal metaf贸rico y simb贸lico, las armas para atrapar el instante y perpetuar en im谩genes lo perecedero, pues requieren una singular habilidad en la observaci贸n ya que en cierto modo el encanto de estas estructuras radica en el hecho de poder crear en ellas otra realidad a partir de un ejercicio contemplativo:聽聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Naufraga el cielo:

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽barcos a la deriva

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽negros paraguas.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(Haik煤 #5, en Pulir el jade)

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽…………………………..

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Lirio del lago,

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽驴es real esa lib茅lula聽聽聽聽聽聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽que vi en tus ojos?

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(Haik煤 #12, en Pulir…)

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽………………………………

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Una campana

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽a mitad del silencio;

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽luego, el silencio

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽Yo, qu茅 puedo a帽adir

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽sino estas l铆neas muertas.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(芦Tankas 芦#12, en Pulir el jade)

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽

聽聽聽聽聽El libro que quiz谩s refleje mejor estas recurrencias tem谩ticas es Pulir el jade, su propio t铆tulo se refiere al acto creativo y es ese el eje central de todo el volumen. A este n煤cleo se llega a trav茅s de acercamientos dis铆miles pero lo esencial, el hilo que une sus seis secciones, podr铆a resumirse en una pregunta: c贸mo se apodera el poeta de la realidad para re-crearla, hacerla nacer de nuevo en un poema, que es un objeto hecho con palabras, una realidad sustituta?

聽聽Existe en nuestro autor una conciencia desvelada, alerta, tensa, acerca del v铆nculo del poeta con el mundo entorno, que es de donde 茅ste obtiene los referentes para edificar un mundo paralelo hecho de materia verbal. Ese material primario de la creaci贸n po茅tica: la palabra, siempre escurridiza, la mayor parte del tiempo insuficiente, causa una cierta impotencia del creador frente al hecho de no poder reproducir con exactitud las visiones develadas por el chispazo que dispara el mecanismo de la escritura. La poes铆a se presenta entonces como un dado, objeto cerrado, blanco y luminoso en su apariencia externa pero oscuro en su interior, que no rinde nunca del todo su misterio y s贸lo permite ver a trav茅s de rel谩mpagos, breves instantes de extra帽a lucidez en los cuales al poeta le es permitido penetrar en el env茅s de la realidad, en lo invisible, la verdad de lo po茅tico.

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽El dado por dentro聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽es una casa oscura

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y as铆 paga el albor

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽que el azar le regala

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽en sus muros exteriores

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽cuarto sin puertas ni ventanas

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽que pierde los cimientos

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽mientras da vueltas mi cabeza

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y le apuesto a la vida

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽este pu帽ado de palabras.

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽(芦Arte po茅tica禄)

 

聽聽聽La naturaleza de la poes铆a, del arte en general, es una naturaleza creada y todo cuanto es poetizado o convertido en imagen art铆stica participa de esta cualidad; es el mundo exterior, lo contingente, refractado en el prisma del idioma, de la tradici贸n, de la cultura; y las vivencias, el conocimiento y la sensibilidad del artista (en este caso el escritor) son el veh铆culo, sustento intelectual y emocional en ese proceso. Por ello, en la poes铆a de Ram贸n Iv谩n el creador como sujeto l铆rico est谩 presente y expl铆cito casi siempre, su tarea, su lidia con el lenguaje esquivo; la desaz贸n ante la hoja en blanco, ante el silencio, ante la nada; pero tambi茅n el聽 j煤bilo del hallazgo, pues el poeta no puede sustraerse a una vocaci贸n que es聽 a la vez su gran prueba y su modo de estar sobre la tierra.

聽聽聽El texto de Pulir el jade donde se observa de manera muy especial cuanto se ha se帽alado es Del afluente, 煤ltima secci贸n del libro cuya coherencia interna hace pensar en un extenso poema 煤nico compuesto por treinta y seis partes.

聽聽聽聽聽Del afluente parte de un est铆mulo material concreto: el R铆o Hondo, pero no es un poema descriptivo com煤n, pict贸rico o paisajista, por decirlo de alg煤n modo. En todo caso su descripci贸n sui g茅neris esta filtrada a trav茅s de la subjetividad y ha adquirido cualidades muy notables.

聽聽聽El lector se halla ante un resumen de aquellas obsesiones en un poema donde el objeto o referente en torno al cual se arma el discurso se ha desdoblado en dos planos: de un lado el r铆o verdadero, y de otro un r铆o subjetivo, surgido de la imagen, creado a partir de la contemplaci贸n, devenido su reflejo art铆stico. Mientras avanza el poema, la corriente de ese r铆o verdadero y cuanto le rodea comienzan a ser una alegor铆a de la intelecci贸n que del paisaje hace el observador, hablante l铆rico en plena conciencia de esta interpenetraci贸n de planos:

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽lejos del r铆o聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽le canto al otro

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽que corre entre voz y pensamiento

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽de tan sutil existe

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽es todo aroma

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽su silencio suena

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽arrastra mis palabras(…)

聽聽聽…………………………………………………………….

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽alguien escribe

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽茅ste es un r铆o

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽una hoja mide su curso

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽el silencio la arrastra

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽esta hoja es un r铆o

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽el silencio mide su curso

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽lo arrastra

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽alguien escribe

 

聽聽聽聽De pronto ya no sabemos cu谩l聽 describe ni a cu谩l se refiere, si al verdadero o al r铆o metaf贸rico que聽 representa el proceso de recreaci贸n del r铆o fenom茅nico y real. Al final uno y otro no son sino la met谩fora cambiante de un discurso espiritual. El autor va al encuentro de su propio r铆o interior:

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽mant茅n los ojos abiertos bajo el agua

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽que las presencias invisibles saben fingir en los espejos

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽ellas ponen una sonrisa donde los lirios hunden el tallo

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y su sexo humedecen con los todos los deseos del l茅gamo

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽como los peces azorados por la muerte

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽o la luna que deja sus vestidos a la orilla

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽moja sus pies de m谩rmol delicado

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽mant茅n los ojos en su sitio

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽d茅jate llevar por las visiones

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽hasta donde el l铆mite de tus fuerzas lucha

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽un ni帽o guarda

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽en la botellita que sus manos sostienen

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽el mismo r铆o

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽que abre sus ojos asustados

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽………………………………………………….

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽la vida dibuja su testimonio

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽en la pulida superficie de las palabras

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽lees lo que busca el sauce

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y qu茅 oyes sino huecas s铆labas

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽y qu茅 ves sino la imagen ciega

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽aceptemos la verdad que fragmenta en m谩scaras聽

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽nuestra unig茅nita persona

 

聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽un minuto de silencio por este r铆o que nos mira.

 

En Pejeluna encontramos reunidos otros dos de los temas claves en la poes铆a m谩s reciente de Su谩rez Caamal: el de la relaci贸n del hombre con el universo y el de la contradicci贸n como lazo entre lo aparencial o fenom茅nico y la esencia de las cosas.

聽聽聽聽En cuanto al primero de ellos es preciso se帽alar que ya de uno u otro modo se ven铆a manifestando en sus libros bajo diversas apariencias: sus extensos poemas dedicados a la naturaleza, los textos escritos para celebrar la fauna peninsular, los alegatos en contra de la civilizaci贸n y su poder destructivo. En realidad, se toca en la mayor铆a de sus cuadernos por ser la principal y m谩s persistente preocupaci贸n del poeta y porque, de tan abarcador y universal, contiene a todos los restantes.

聽聽聽聽Vi茅ndolo desde esta perspectiva, podr铆an definirse聽 tres direcc