Graciela Ramos Domínguez. El color de la nostalgia

Por Eduardo Cerecedo

Una de las características de la pintura de la nacida en Reynosa, Tamaulipas tiene que ver con el color como esencia de sus obras, también la naturaleza viva al servicio de los metales, es decir, la función de la naturaleza muerta al contacto con los frutos, manzanas, cuerpo, vida- naturaleza; mujer, color, fruto, carne. Aunque los motivos del cuerpo  femenino son indispensable para comunicar el sentido de la vida, lo perpetuo del tiempo. De esta manera. El discurso pictórico tiene doble función, apoyado en dos vertientes de la materia, cuerpo, objetos cotidianos, cuerpo objetos útiles en la vida diaria. Las flores, su aroma, el color, la textura, dan la sensibilidad a la imagen, provocando de esta u otra forma, las sensaciones de las plantas vivas. Por otro lado,  el vidrio, sus formas, vuelven a pensar en la arena que los contiene, y que en el cuadro muestra, ese vacío, la ausencia de la vida. Así los trazos de la pintora, Graciela Ramos Domínguez logran alcanzar esa otra expresión, la de la soledad por medio de esta transparencia, de esos cuerpos traspasados por la mirada. La flor y la carne son una manera de sentir el mundo; ambas dolidas por el tiempo. Efectos que en el espectador no pueden pasar desapercibidos. Así la artista plástico busca el temblor de la mirada a través de sus pinceles. En cuatro pinturas podemos conocer, el mundo que ha vivido, que ha observado y del cual ha intervenido con su discurso artístico. Así mostrase ante los demás como una creadora de sus vivencias, esperanzas y, realidades en su pintura.

Transparencias/Técnica: Temple de yema.

Aquí no ha pasado nada, /Técnica, Acrílico.

Alcatraces y mujer / Técnica, Pastel.

Nostalgia

Nostalgia, / Técnica mixta.

 

 

 

 

 

GRACIELA RAMOS DOMÍNGUEZ

Graciela Ramos Domínguez. Originaria de Reynosa, Tamaulipas, es escritora, pintora y traductora. En Artes Plásticas, cuenta con más de 50 exposiciones colectivas e individuales en su ciudad de origen, en la Ciudad de Monterrey, N.L.,  y en varias ciudades de  Texas, EEUU.

 

Director Editorial

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas